“E.M. Cioran: seductor del silencio” (José Luis Álvares López Tello)

ANALE SERIA DREPT, volumul XXVII, 2008, Universitatea “Tibiscus” din Timișoara

Title: E. M. Cioran: Seducer of Silence

Abstract: In this writting I explore the attempt of mutism that is treated by Cioran throughout all his philosophical work, aspect wich always seduced him. In the same way, there are also shown some of the implications and consecuences from its subjective thought, and how he uses this as a lucid way of criticizing all academic philosophy limitations and its pretentions of objectivity.

Resumen: Este escrito aborda la posibilidad del mutismo que siempre tentó a E. M. Cioran. Asimismo, se muestran algunas consecuencias e implicaciones de su pensamiento subjetivo y cómo éste es, en el fondo, una lúcida crítica a las limitaciones de la filosofía académica y a sus pretensiones de objetividad.

Keywords: Cioran, lucidity, seducer, silence

Estoy desprovisto de fe y no puedo, pues, ser dichoso […]. No me ha sido dado en herencia ni un dios ni un punto firme en la tierra desde el cual poder llamar la atención de dios; ni he heredado tampoco el furor disimulado del escéptico, ni las astucias del racionalista ni el ardiente candor del ateo.

Stig Dagerman, Nuestra necesidad de consuelo es insaciable

Este escrito tiene el propósito de elucidar la tentativa del mutismo que, a lo largo de sus textos, embelesó a E. M. Cioran. Sin embargo, es pertinente advertir que cualesquiera letras están necesariamente revestidas de un talante interpretativo, lo cual supone, de antemano, una suerte de alejamiento y tensión respecto al autor, sobre todo teniendo en cuenta que difícilmente puede evitarse la tentación de hacerle decir aquello que uno desea. Propensión, al parecer, infranqueable. “Todo aquel que nos cita de memoria es un saboteador que habría que denunciar a la justicia. Una cita mutilada equivale a una traición, a una injuria, a un perjuicio tanto más grave cuanto que se nos ha querido hacer un favor”.1 Puesto que no hay -ni puede darseinterpretación desinteresada ni inocente: ¿Quién habría de reconocerse, sin caer en la impostura, como no traidor? Confesémonos, sin más, saboteadores todos… [PDF]