Encuentro internacional Emil Cioran. Ponencias 2014 – 2015 – 2016

ImmagineP谩gina Inicial

Autor: Herrera Alzate, M. Liliana

Editor: Universidad Tecnol贸gica de Pereira

Fecha: 2017

Palabras clave: Cioran, Emil 1911-1995 – Cr铆tica e interpretaci贸n, Filosof铆a francesa – Siglo XX, Nihilismo, Metaf铆sica, Filosof铆a contempor谩nea

Resumen: Presentamos al p煤blico hispanoamericano el tercer volumen de las Memorias del Encuentro Internacional Emil Cioran, ponencias 2014, 2015, 2016. Este evento, que ver谩 su X edici贸n en octubre del 2017, se ha constituido en un proyecto cultural del Grupo de Investigaci贸n Filosof铆a y Escepticismo y de la Escuela de Filosof铆a de la Universidad Tecnol贸gica de Pereira, para la ciudad y la regi贸n. Como tal, no se limita al pensamiento del escritor rumano-franc茅s, sino que se ha abierto a tem谩ticas relacionadas con la filosof铆a, la literatura, el arte, la historia y la sociolog铆a. Esto explica que el presente volumen est茅 compuesto de dos partes: la primera, Acerca de Cioran, contiene las ponencias que giraron en torno al pensador rumano; la segunda, Otros temas, comprende las reflexiones sobre las tem谩ticas ya se帽aladas. Por tener un car谩cter incluyente, el Encuentro cuenta con dos prop贸sitos: presentar a la comunidad acad茅mica cioraniana los trabajos que los investigadores est谩n llevando a cabo…

[PDF]

An煤ncios

“Sobre la realidad del cuerpo” (M. Liliana Herrera)

Religare 10 (1), 1-3, Mar莽o de 2013

Dossi锚 Cioran e a religi茫o [+]

M. Liliana Herrera A. (Universidad Tecnol贸gica de Pereira, Colombia)

Alma se tiene a veces.
Nadie la posee sin pausa y para siempre.
Wislawa Szymborska

Una reflexi贸n contempor谩nea sobre el cuerpo y la enfermedad realmente sugestiva por su aspereza, es la que ha elaborado Cioran. Y no es que haya algo totalmente original en ella. Lo que llama la atenci贸n es la exacerbaci贸n con la que trata el tema, el rencor de enfermo que exhibe, la acritud de su sinceridad no carente, sin embargo, de lirismo. Pero tambi茅n, y para ser justos, no se trata 煤nicamente de la admiraci贸n que causa un estilo literario como el suyo. Sus imprecaciones parecer铆an ser la versi贸n literaria de una idea que cada vez est谩 m谩s cerca de ser probada a plenitud: la de que la consciencia tambi茅n es fruto de la evoluci贸n y no un fen贸meno extravital. Esta teor铆a, (chocante, s铆, para muchos) otorga una ocasi贸n para pensar en un acontecimiento maravilloso aunque absurdo porque es, a todas luces, cruel, como es el de la persistencia, dir铆ase viciosa, abrumadora de la vida y, en particular, la configuraci贸n que por azar, por una soluci贸n simplemente ad hoc 鈥 como afirma uno de los investigadores sobre el tema – a la que se vio impelido el cerebro mam铆fero para ganarse as铆 la supervivencia y la de la especie que se hizo humana… [+]

Entrevista: “驴Qu茅 pasa con este pueblo?: Emil Cior谩n”

TRAS LA COLA DE LA RATA publicar谩 en tres entregas la 煤ltima entrevista a Emil Cior谩n realizada por Vasile Andru (2). Traducida, comentada y adaptada 聽del 聽rumano al espa帽ol por Miguel 脕ngel 聽G贸mez 聽Mendoza*.

*Profesor 聽titular 聽de 聽la 聽Facultad 聽de 聽Ciencias 聽de 聽la Educaci贸n – Universidad Tecnol贸gica de Pereira (Colombia)

Ceicupoporulsta?鈥 煤ltima interview a Emil Cioran En: http://convorbiri-literare.ro/?p=4461 Consulta 31-10-2015) En: Revista Convorbiri literare, nr 5/ 15 de junio 聽de 2015. Entrevista con Vasile Andru. Emil聽Cioran muri贸 en Paris el 20 de junio 聽de 1995.

*

Me encuentro en la vivienda del fil贸sofo, en Par铆s, en la Calle Odeon. Tuve la direcci贸n gracias a Monica Lovinescu (3). Es septiembre de 1991.

Le 聽digo al maestro que en 聽Rumania es el 鈥淎帽o Emil 聽Cioran鈥, el 聽a帽o de la recuperaci贸n de sus libros, de su prestigio. Se sorprende. No se entusiasma mucho.

Le comento: el mi茅rcoles me encontr茅 con Virgil 聽Ierunca (4). Hablamos sobre la inexistencia de la literatura rumana en Occidente. 隆Alguna vez nos arm谩bamos de聽valor diciendo que los pa铆ses peque帽os apuntan por la oportunidad cultural! Y no por aquella econ贸mica, y tampoco por la pol铆tica, pero pueden tenerla por la del esp铆ritu. 聽隆C贸mo si esto 聽fuera 聽simple! 聽Somos an贸nimos del 聽planeta. Los escritores del exilio no son conocidos. Constataci贸n triste, 聽realista. Petru Dumitru (5) 鈥揷鈥檈st fini. Vintil膬 聽Horia (6) 鈥搊lvidado despu茅s de su momento de 聽gloria. Paul Goma (7) public贸 once libros en Francia, 聽pero no es conocido por聽 los franceses. Le pregunt茅 a Virgil Ierunca: 驴Por 聽qu茅 聽sucede as铆? Virgiel 聽Ierunca me 聽respondi贸 鈥淓l 聽煤nico 聽escritor rumano contempor谩neo conocido en 聽el 聽mundo es Emil 聽Cioran. Es聽 popular, es cl谩sico, aparece citado hasta en las revistas de moda, 隆quiere decir que lleg贸 a este estadio de recepci贸n p煤blica! 聽Es el escritor 聽rumano que tuvo 茅xito.

*

Emil聽 Cioran: 驴Tuve 聽茅xito? 聽(Silencio, sonrisas) Escrib铆 聽poco. No me 聽involucr茅 en pol铆tica. Ni en pol铆tica 聽literaria. 聽La pol铆tica es un asunto de temperamento. Viv铆 por fuera. No me involucr茅 en nada, en grupos, en nada… [+]

Segunda parte

Tercera parte

“Todo tiempo pasado fue peor”, por Maryury Garc铆a

Nadie ha amado este mundo tanto como yo, y, no obstante, aunque me lo hubiesen ofrecido en una bandeja de plata, de ni帽o incluso, hubiera exclamado: 芦Demasiado tarde, demasiado tarde.禄

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽 聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Emil Cioran

驴Cu谩ndo empez贸 la cat谩strofe? 驴Cu谩l es el verdadero origen de la tragedia de la existencia humana? Dichas preguntas marcaron la vida del pensador rumano-franc茅s Emil Cioran; y en respuesta de 茅l hacia ellas, el nacimiento es el 煤nico causante de todo mal. Nacer es el primero y m谩s horrendo de todos los desastres. Siguiendo el planteamiento anterior, se intenta en este texto de manera somera, realizar una comparaci贸n entre el pensamiento Cioraniano y las tesis gn贸sticas. Sin embargo, dada la amplitud de dichas tesis y el innumerable n煤mero de sectas, la manera en que se abordan es pues muy general. Se intenta por tanto a partir de dicha generalizaci贸n apelar a las sectas gn贸sticas que llamaron la atenci贸n de Cioran, en mayor medida los C谩taros y los Bogomilos, y que por ende poseen una estrecha relaci贸n con el desarrollo de su pensamiento.

Nuestra cultura nos ha ense帽ado a ver el nacimiento de un ser humano como una situaci贸n de gran esplendor. La llegada de un nuevo ser al mundo se concibe con un 茅xito rotundo. 隆Bienvenido a la vida! Replica una voz. El pobre ni帽o indefenso no concibe de inmediato lo que le espera. Sin embargo, la impresi贸n causada por las sensaciones va d谩ndole cuenta de la agresividad de la situaci贸n. Dicha incapacidad en el momento del nacimiento es a lo que se 聽denomina en la psicolog铆a Lacaniana como 鈥渕iseria fisiol贸gica鈥. Esta se帽alada as铆, por la dependencia que se genera en el ni帽o en cuanto a su madre, ya que se encuentra en un sometimiento gen茅rico que expresa el hombre en cuanto a su condici贸n humana. Sin embargo, a pesar de todo esto, para Cioran el problema de la quiebra esencial se fundamenta al nacer. Sobre ello dice:

Nos repugna, es verdad, considerar al nacimiento una calamidad: 驴acaso no nos han inculcado que se trata del supremo bien y que lo peor se sit煤a al final, y no al principio, de nuestra carrera? Sin embargo, el mal, el verdadero mal, est谩 detr谩s, y no delante de nosotros. Lo que a Cristo se le escap贸, Buda lo ha comprendido: 芦Si tres cosas no existieran en el mundo, oh disc铆pulos, lo Perfecto no aparecer铆a en el mundo…禄 Y antes que la vejez y que la muerte, sit煤a el nacimiento, fuente de todas las desgracias y de todos los desastres.聽(Cioran, 1973, p谩g. 4)

Que todo pasado fue peor, y que dicho pasado se remonta fundamentalmente al inconveniente de haber nacido es primordial en la comprensi贸n del problema originario.聽 En vista de tal problema, es menester llevar a cabo la separaci贸n entre el problema del nacimiento y el de la quiebra esencial, ya que ambos son primordiales y al mismo tiempo poseen una estrecha relaci贸n. Por un lado el problema de la quiebra esencial est谩 justificado en Cioran a partir de ciertos postulados tra铆dos desde el gnosticismo. Seg煤n la tesis gn贸stica de Cioran la existencia est谩 viciada desde su origen. Aqu铆, todo apunta a que el Dios malo es el causante de la quiebra esencial. En este sentido, es preciso dar una breve observaci贸n de dicha creencia, y con ella la develaci贸n del Dios malvado. La religi贸n gn贸stica hace parte de los primeros siglos de la 茅poca cristiana. Su teolog铆a estaba basada en una exegesis aleg贸rica del nuevo testamento, (en pocas palabras, un tipo de reinterpretaci贸n). Estos apelaban principalmente a los evangelios ap贸crifos de algunos ap贸stoles, y en base fundamental, los temas a tratar segu铆an el siguiente modelo: 鈥淟as cuestiones doctrinales de las que se ocupan son los grandes temas de la especulaci贸n聽 teol贸gica de los siglos II y III: la trinidad, la creaci贸n, la divinizaci贸n del hombre, la redenci贸n, el nacimiento virginal, la crucifixi贸n, la iglesia, el fin del mundo鈥 (Pacheco, 1983, p谩g. 35).

Los fundamentos del gnosticismo est谩n amparados principalmente en dos factores generales: 鈥 a) una profundizaci贸n en la exegesis veterotestamentaria, ya iniciada por la gnosis judaica; b) una mayor apertura hacia el helenismo, en particular hacia el Platonismo.鈥 (Pacheco, 1983, p谩g. 37). Dicha apertura hacia el Platonismo se da en especial a partir del Tim茅o, en el cual se establecen de cierta manera una visi贸n cosmol贸gica de la que se toman algunos de los postulados gn贸sticos. Se le confiere a dicha secta un rasgo caracter铆stico con ello, ya que se concede un car谩cter filos贸fico. Por ende, como menciona Pacheco (1983) 鈥淪u fe es la de la iglesia; su filosof铆a, la de Plat贸n鈥. Existen como tal un variado n煤mero de sectas gn贸sticas que pueden diferir groso modo en algunos puntos. Sin embargo, en t茅rminos muy generales聽 seg煤n Savater podr铆a decirse que comparten o coinciden en puntos esenciales:

El mundo de frenes铆 y dolor en el que vivimos no puede ser invento de ninguna divinidad espiritualmente superior, sino que habr谩 sido fabricado por alg煤n demiurgo perturbado y maligno, en el mejor de los casos distra铆do o dotado de un aciago sentido del humor (鈥) El principio espiritual no puede consistir m谩s que en desenmascarar al mundo y contradecirlo (鈥)聽 (Savater, 1992)

El gnosticismo siguiendo la generalidad del t茅rmino posee una concepci贸n dual, (que implica un juicio de valor bueno/malo) en la que se sostiene un doble movimiento 鈥渄e degradaci贸n y de reintegraci贸n鈥 (Pacheco, 1983, p谩g. 8), por ello, la concepci贸n argumentada por Savater, el dualismo ontol贸gico, se remonta a la desconfianza hacia el creador en una visi贸n degradante del mundo, y por otro lado, la espera del Dios bueno, el Dios trascendente聽 que pretende reintegrar al hombre a su origen. En t茅rminos m谩s exactos, se dice:

Procedente del mundo superior, ca铆da en este mundo sometido al destino, al nacimiento y a la muerte; esta centella debe ser despertada por la contraparte divina de su yo interior para ser, finalmente, reintegrada a su origen. Frente a otras concepciones de la degradaci贸n de lo divino, 茅sta se funda ontol贸gicamente en un concepto particular de .degradaci贸n*, cuya periferia (con frecuencia, llamada Soph铆a聽 o Ennoia) deb铆a entrar fatalmente en crisis y -de modo indirecto- dar origen a este mundo, del que, por otra parte, no puede desinteresarse, puesto que ha de recuperar el Pneuma que en 茅1 se encuentra. (Pacheco, 1983, p谩g. 8)

Este planteamiento, es una de las principales formulaciones del gnosticismo. Hablando ya precisamente del pensamiento Cioraniano, se puede decir pese a que su atracci贸n por este tipo de sectas vari茅, su aproximaci贸n se encuentra sobre todo en algunas derivaciones como la de los C谩taros y los Bogomilos. Estos segundos, se constituyeron desde el siglo Xl,聽 seg煤n las fuentes hist贸ricas su nacimiento se dio a partir de una mezcla entre los Maniqueos, los Mesalianos y los Gn贸sticos, estos junto con los Paulicianos fueron los integrantes de la 鈥淗erejia b煤lgara鈥 que acabar铆a luego por convertirse o distinguirse por el termino Bogomilos. No se tiene referencia a ellos sino por parte de sus adversarios o enemigos. Por lo tanto, se sabe de ello que estaban en total oposici贸n al sacramentalismo que prevalec铆a, el culto a las im谩genes, rechazando los elementos materiales en la cena y el bautismo. Su marcado dualismo se hac铆a notar al igual que el de los gn贸sticos al atribuir el antiguo testamento como obra del diablo y aceptar el nuevo. El nacimiento para ellos era una muestra del Dios malvado al ser este la prisi贸n del buen esp铆ritu dentro de la carne, y por tanto, un castigo por pecados cometidos. Por su parte, los C谩taros fueron totalmente influenciados por lo Bogomilos y desde la edad media estuvieron establecidos en los Balcanes, de ah铆 su gran influencia en Cioran; Esta religi贸n dualista, con un dios de luz y verdad (el del Nuevo Testamento) y otro de tinieblas y error (el del Antiguo Testamento), predicaba una lucha entre estos dioses y otra entre el esp铆ritu y la materia. Con esto de igual modo podr铆amos estar de acuerdo con Savater y aceptar que estas sectas coinciden en puntos esenciales. En visi贸n de Cioran, se puede ver tanto la cercan铆a a su pensamiento cuando nos dice:

Entre los Bogomilos y los C谩taros, se condenaba el matrimonio, instituci贸n abominable que todas las sociedades protegen desde siempre, con gran desesperaci贸n de los que no ceden al v茅rtigo com煤n. Procrear es amar la plaga, es querer cultivarla y aumentarla. Ten铆an raz贸n esos fil贸sofos antiguos que asimilaban el Fuego al principio del universo y del deseo. Pues el deseo arde, devora, aniquila: juntamente agente y destructor de los seres, es sombr铆o e infernal por esencia. Este mundo no fue creado alegremente. (Cioran, 1992, p谩g. 10)

Que el mundo no fue creado alegremente, prueba la visi贸n del demiurgo, el creador era considerado por los gn贸sticos como un Dios maligno y est煤pido, en este sentido es claro que la interpretaci贸n del mensaje evang茅lico guiaba directamente a la herej铆a. 鈥淟o mismo se puede decir cuando se condenaba el mundo y se denigraba la vida como creaciones accidentales o demoniacas, o cuando se negaba聽 la encarnaci贸n, la muerte y la resurrecci贸n del hijo.鈥 (Eliade, 1978, p谩g. 433).

Para Cioran, en su interpretaci贸n de la secta her茅tica, el nacimiento est谩 condenado, 鈥淟a 煤nica, la verdadera mala suerte: nacer. Se remonta a la agresividad, al principio de expansi贸n y de rabia aposentado en los or铆genes, en el impulso hacia lo peor. No es de extra帽ar que todo ser venido al mundo sea un maldito.聽(Cioran, 1973, p谩g. 12). El inconveniente de haber nacido conduce y condena al hombre a la maldad, y a un gusto enfermizo por ella. Empero, el tema聽 del mal que se desprende es de gran amplitud y merece tener un amplio desarrollo. Por lo tanto, no centraremos o concluiremos en este punto con una pregunta de gran importancia. 驴Es entonces Cioran un gn贸stico? 驴El ultimo gn贸stico como lo menciona Savater? Habr铆a que verlo, puesto que, aunque聽 es efectiva su cercan铆a en tanto un tipo de teolog铆a negativa, con Cioran todo hay que mirarlo con recelo y no tomarse ninguna clasificaci贸n enserio, Cioran siempre est谩 al lado del camino como buen esc茅ptico. No podr铆a pensarse un Cioran perteneciente a alguna secta o siguiendo cierto tipo de dogmas o creencias. Me atrevo a afirmar aqu铆 que de cierto modo, Cioran solo busca partes de las mencionadas sectas, dichas partes: las de tinte m谩s negro, puesto que no creer铆a que por ejemplo, Cioran creyese en la reintegraci贸n o estuviese en la espera del Dios bueno para redimir los pecados cometidos. Aparte de ello, pensando en la 茅poca, existir铆a tambi茅n recelo al considerar si existe o no como tal un movimiento gn贸stico establecido. As铆 que, es m谩s f谩cil y abierto conformarse con las ideas fundamentales en las que se apoy贸 y decir que generaron influencia en 茅l, y por ahora, solo tener en cuenta la conclusi贸n a la que Savater lleg贸 y que justifica la idea principal de este comentario, 鈥(鈥) Lo peor que nos pod铆a pasar ya nos ha pasado: Nacer.鈥 (Ca帽eque & Grau, 2007, p谩g. 45).

Bibliograf铆a

Ca帽eque, C., & Grau, M. (2007). Cioran: el pesimista seductor. Barcelona: Sirpus.

Cioran, E. (1973). Del inconveniente de haber nacido. Madrid: Taurus.

Eliade, M. (1978). Historia de las creencias religiosas ll. Par铆s: Payot.

Pacheco, S. (1983). Los gnosticos. Madrid Espa帽a: EDITORIAL CREDOS, S. A.

Plat贸n. (1992). Dialogos lV- Filebo, Tim茅o, Critias . Madrid: Gredos S.A.

Savater, F. (1992). Cioran, el ultimo gnostico- Prologo al aciago demiurgo. Madrid: Circulo de lectores.